Una imagen vale más que mil palabras

Por Maria Celeste Arraras

Una ballena muere de shock tóxico tras ingerir 64 libras de desechos plásticos. Se supone que coman calamares pero al abrir la boca para ingerirlos se llevan consigo toda la basura que nosotros los humanos lanzamos al mar. Todo lo plástico que consumimos termina en el océano tarde o temprano. Ese es el mayor peligro actual para la vida marina. Y para el 2050 habrán más desechos plásticos que peces. Por eso evita el plástico siempre que puedas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *