César Emilio Peralta, mejor conocido como César el Abusador, es el hombre más buscado en República Dominicana, y a un mes de ser declarado prófugo de la justicia, las autoridades no tienen idea de su paradero.

Aquella madrugada del martes 20 de agosto el país despertó entre la parafernalia y el espectáculo del operativo simultáneo más importante que se haya hecho jamás en República Dominicana contra la red de narcotráfico que el Abusador lideraba.

Un video difundido esa mañana por la Procuraduría General de la República (PGR) mostraba al procurador Jean Alain Rodríguez hablando con agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y del Ministerio Público, y posteriormente se le veía supervisando los allanamientos a las 15 discotecas, 10 restaurantes, 9 plazas comerciales y más de 20 edificios de apartamentos de lujo en el Distrito Nacional y Santo Domingo Este que estaban vinculados al lavado de activos y otras infracciones.

Pese a que se considera la operación más amplia e importante que se haya realizado en la historia del país; “El abusador” está prófugo de la justicia, por lo que hasta el momento los organismos de seguridad ignoran si se encuentra en el país o pudo haber cruzado hacia otras fronteras.

El Abusador era famoso entre los cantantes, peloteros y comunicadores que de manera constante se hacían “selfies” en los diversos clubes y discotecas de la capital; tales como Sala VIP, Flow Gallery Lounge, Aqua Club y La Kuora, de las cuales él era el dueño.

De acuerdo a varios registros periodísticos, en 2014 la Policía Nacional lo apresó por estar acusado de herir a Manuel Enrique Ovalles Tapia, el 8 de octubre del 2013, en el estacionamiento de un hotel ubicado en la avenida Máximo Gómez.

A pesar de que las autoridades dominicanas supuestamente seguían sus pasos desde hace cinco años, una disputa por deudas de drogas fue lo que puso la red en la mirilla de la DEA y el FBI.

SEPA MÁS

Lo habían apresado. En abril del 2008 la DNCD informó que lo apresó, y que estuvo ligado al negocio de discotecas y era parte de una organización con “nexos con los hermanos del convicto Rolando Florián Féliz”.

Las cinco fichas. La DNCD también catalogó en ese momento a Peralta como jefe de una red de narcos que recibía cargamentos de cocaína en Baní, y que tenía en la época cinco fichas.

FUENTE LISTIN DIARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *